Mi foto
Coming from the Hood ... DE SAAVEDRA!

lunes, 4 de julio de 2011

QUIEN SE HACE CARGO

En interesantes charlas que mantuvimos los Mundanos hace muy
poco con Carlos Princz, en su programa “Tunel 57”, y  luego en el home mundano, con colegas y
amigos, uno de los temas salientes de ambas charlas, fue el sentimiento de poca
representatividad en los distintos organismos que nuclean a los músicos en
general. En ese tipo de charlas, creo que lo más jugoso del debate, es
siempre el debate en sí, y no el posicionamiento de ideas, aunque al final las
voces y los pensamientos concuerden en una misma dirección.
Cuando hablamos de representatividad, hablamos de una figura
digna de confianza para ejecutar acciones y dar soluciones, que cuente con
proyectos sustentables y que ejerza un liderazgo fuerte dentro del espacio. Pero
para que la representatividad sea plena, también es necesario a su alrededor, gente
que aporte diferentes puntos de vistas existentes en la comunidad de músicos,
capaces de introducir en la agenda, los asuntos más relevantes para los grupos
a los que representan, plantear alternativas respecto a las iniciativas de
otros, siendo los encargados de ofrecer a la comunidad de músicos, otras propuestas
y otros modelos de gestión con los que comparar los que tenemos.
Si nos ponemos a pensar, la mayoría de las organizaciones de
músicos, SADEM, UMI, FAMI, son concebidas de esa manera, para garantizar la
representatividad. Pero por qué estas entidades no logran representar al grueso
de la comunidad?
Una de las principales causas, es porque estas agrupaciones
no se acercan a los lugares, en donde se concentran los músicos, no forman
parte de la vida activa del músico, por ej: en los barrios, salas de ensayo,
shows en vivo, etc. Es el caso de la UMI, en que la mayoría de sus asociados, se acercan para averiguar
sobre cómo registrar sus temas, o editar sus discos, entre lo más destacable,
pero no para debatir ideas, o para relevar los problemas que les van surgiendo
en el día a día a los músicos independientes. Quizá estas organizaciones, estén abocadas a solucionar temas de fondo, en los cuales, en muchos casos comparto su posición y en otros no.
De eso se trata el tema que quiero tocar hoy, en que
podamos participar de una manera más activa, disentir de las formas, debatir y
proponer, sobre todo esta última, proponer, y la subrayo, porque
quejarse y criticar parece lo único en lo que la mayoría se destaca, pero son
muy pocos lo que tratan de aportar nuevas ideas, con la convicción de
difundirlas y hacerlas valer en los espacios en los que deben debatirse estos
temas. Pero atentos, no solo en las asociaciones de músicos se debate, también
en las salas de ensayo, en los bares, en los shows, con tu amigos, y en todas los
espacios en donde se logren reunir dos o más personas.
Con esto, no quiero inculcarles un proselitismo impropio,
pero el tema puede tornarse muy apasionante, cuando logramos enumerar la cantidad
de problemas que hoy sufrimos los músicos independientes, empezando por
nosotros mismos. Y digo esto porque a veces somos nosotros mismos, los que
atentamos contra nuestra fuente de trabajo.
En reiteradas conversaciones con Charli (cantante y líder de
Mundanos), ponemos de manifiesto, que ser músico no se trata sólo de rockear,
sino que detrás del rocker escénico, cada uno debe hacerse cargo de un montón
de responsabilidades, que dejarlas libradas al azar, hace que se desvalorice nuestra
banda, nuestra condición de músico, y sobre todo nuestro gran aporte al
desarrollo cultural de nuestra sociedad.
Desde ya espero poder abrir con esto una puerta al debate, y
sería muy rico para esta columna, que puedan aportan su punto de vista, sobre
este tema y diversificar los contextos en que se podría llegar a aplicar lo expuesto.
Dejo en el tintero, las responsabilidades del músico, que comentaba anteriormente, el cual trataremos de desarrollar en otra oportunidad.
Saludos.
Alberto Tejedor - Mundanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario